jueves, 31 de diciembre de 2015

EL BEISBOL… UN TRABAJO, UN SENTIMIENTO O QUÉ?


LA EMOSION DEL BEISBOL

Es indudable que números, comentaristas, jugadores, dirigentes y por supuesto la fanaticada tenga sus dudas de formatos de temporada, reglas en general, condiciones de juegos y apreciaciones arbitrales tengan un solo sentido; ya que lo que favorece a uno, perjudica al otro; pero la esencia de este maravilloso juego no la empaña nadie.
CLASIFICACIÓN DE TIBURONES TEMPORADA 2015-2016

Basta vivir los dramas de juegos intensos, no acto para cardiacos; expresión de un excelente narrador, quienes le imprimen en el mejor sentido un poco más tensión al poner en vilo las posibles situaciones del juego. Aunque algunos se valen solo de las imágenes y hablan hasta el cansancio, de no ser por el béisbol sería un programa deportivo de opinión.

Por años he seguido al béisbol, no solo al profesional; primero en las calles, en solares y estadios con un poco más de organización, por supuestos con sus variantes como la pelotica de goma, los guantes de cartón de leche, los juegos de chapita; en fin el objetivo era divertirse y marcar territorios. Luego al ingresar a la universidad al convertirme en anotador oficial de la Liga de Anotadores de Venezuela bajo la dirección de Gregorio Rodríguez al final de los años 70, como modo de vida y pagar los estudios; ahora como narrador deportivo radial y periodista.

Ser protagonista de situaciones es algo emocionante y tenemos el deber de describirlo con el debido respeto por este maravilloso juego, criticado por algunos y querido por muchos; porque el beisbol es más que un juego, más que una industria, es un sentimiento capaz de mover hombres, mujeres y niños sin importar la edad, el color, origen o estrato social.

Y como el beisbol mueve las masas hay quienes se aprovechan de ello, perjudicando al fanático con sus triquiñuelas, desde los dirigentes, dueños de equipos, los dueños de las industrias asociadas al beisbol, pero como dije anteriormente, el espectáculo continua justa o injustamente según las apreciación de algunos que culpan al formato por no estar presente en la temporada, pero el round robín que se siguió hasta la temporada  2014-2015, era tan largo que parecía otra eliminatoria, sin contar el diseño de los calendarios perjudicando a unos y a otros también.

Pero al fin los dueños de equipos son los que escogieron la forma de jugar y opine que se le daba muchos puntos a los últimos lugares convirtiéndose en un exabrupto dar por clasificado al ganador de la primera vuelta, aunque soy fanático de los Tiburones de La Guaira, este se relajó y perdió vistosidad, ya que el manager aprovecho ver sus piezas jóvenes y prospectos para próximas temporadas, cuando debe haber un campeonato serio o aprovechar las ligas existentes en el desarrollo de los peloteros noveles y los que no tienen contrato.

El beisbol va más allá de cualquier frontera rompiendo las barreras del idioma, la política, la economía y la convivencia social, para que sea el disfrute de la familia, el sentimiento de los jugadores y no porque se retiren, porque logren las hazañas fuera de su tierra, también que se pongan la mano en el corazón, sienta el orgullo de ser patriota y defienda sus colores, desde que estas en las menores o cuando estas en las elites y recuerda que no solo es un juego, y aunque pueda ser un trabajo, es un sentimiento; más el sentido de pertenencia arropado por el tricolor nacional admirado y querido por todos le guste o no el beisbol. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡APLICAR NO ES SOLICITAR!

      Por Marcos David Figueroa      Dentro de la gran gama de impropiedades de lenguaje, comunes en los medios de comunicación y en...