miércoles, 1 de marzo de 2017

EL COJEDES DEPORTIVO EL QUE SE TIENE Y QUE POCOS QUIEREN

Por: Raimond Brito

El deporte cojedeño en estos momentos se encuentra en una encrucijada que tiene muchas vertientes pero sobre todo deja  muchas interrogantes y es que haciendo un poco de historia de ese antes y después de los Juegos Deportivos Nacionales COJEDES 2003, se puede marcar una diferencia de como eramos a como estamos hoy en día, porque aunque no se quiera caer en el terreno de las comparaciones el ser humano en cada parte de su vida compara un antes y un después, y  en el deporte no se escapa de ello.
   
Antes de que llegase el modernismo en cuanto a instalaciones deportivas se refiere, se contaba con muy pocas para albergar eventos de gran envergadura, por contarlas en San Carlos,  el polideportivo "Enrique Dominguez" (por cierto muy poca gente se sabe que se llama así) el gimnasio JoséTadeo Monagas, el estadio de Beisbol Alfonzo Ríos y el extinto Cecilia Pérez, De igual forma  el gimnasio de Boxeo de la Calle Silva hoy en día Engels "Robocop" Pedroza, el Tulio José Lazo, el parque Barreto Méndez y el  "Arminio Borjas" mejor conocido como Parque San Carlos, son lo poco que contaba el municipio capital, en Tinaco el Gimnasio Carlos Bofelli y el polideportivo Ladislao Blanco, en Tinaquillo los gimnasios Federico Sánchez y el baquiano, además del estadio municipal de Tinaquillo hoy día llamado muy merecido por cierto Gustavo "Patón" Martínez.


   Ya en los otros municipios lo que se contaba era con un estadio y canchas deportivas de usos para varias disciplinas. Como se puede notar la infraestructura era muy escasa pero a diferencia de hoy en día, el Estado tenía el presupuesto a lo mejor no para tenerlas como una tasa de oro pero si estaban operativas con la condiciones para su funcionamiento.
  
  Para muchos el cambio que hubo desde 2003 es bastante considerable y nadie ni el propio Estado estaba preparado para mantener a ese "Gigante" que dejó como lo fueron las instalaciones de los Juegos Nacionales, ya que eso trajo consigo una serie de elementos que hasta la fecha (2017) no funcionan al 100 por ciento.

    Primeramente la cantidad de asociaciones deportivas que hay superan hasta tres veces de las que había antes del evento de 2003, por lo que eso repercutió tanto de manera positiva y negativa para Cojedes, ¿Por qué de manera positiva?, porque surgieron nuevas disciplinas deportivas que eran desconocidas y en la actualidad somos potencia; Bádminton, Balonmano, por nombrar algunas, ¿y por qué negativo?porque nunca se pensó en el despúés de esos juegos ya que jamas se ha conocido que se haya organizado algún tipo de estructura organizacional que vele por el estado de las instalaciones deportivas.

   Sin lugar a dudas que sin organización tanto del estado como de los que hacen vida en esas instalaciones no se puede avanzar, mucho menos en recuperaras inicialmente y luego mantenerlas y es que a veces se piensa que en un país como el nuestro tenemos que correr antes de gatear y les explico por qué. En condiciones normales cuando se levanta un proyecto de tal magnitud por lo general debería llevar consigo la implementación de un plan preventivo de mantenimiento de cada una de las instalaciones (cosa que las hay) pero como sabemos no se cumple.

    Analizando  del por qué no se cumple, parte primeramente por el crecimiento anacrónico al cual se fue objeto, más que un proyecto deportivo hay que estar claros de que se trató fue de un proyecto político y es ahí donde se arranca con grandes lagunas y se explica más o menos de la manera siguiente:

-El tiempo de ejecución de las obras fue muy corto, apenas ocho meses aproximadamente.
- Los recursos utilizados fueron limitados hay empresas que todavía hasta la fecha le adeudan dinero de la ejecución de esas obras, por eso quedaron inconclusas.
- EL no haber dejado una estructura que incluyera al gobierno, asociaciones deportivas y clubes encargados de velar por el buen funcionamiento.
- Poca idoneidad de los dirigentes que quedaron encargados de la obras, más de carácter político que deportivo.
- Falta interés del Ministerio del PP para el Deporte, Gobernación del estado Cojedes, entre otros entes que tienen el deber de atender estas instalaciones deportivas.
- La poca continuidad en la política deportiva tanto nacional como regional, a pesar de que ha sido un solo gobierno han pasado varias gerencias desde el 2003 hasta el 2017 solo se piensan en las instalaciones cuando se usa para un acto político.
-  Falta de organización por parte de las asociaciones, clubes para buscar el rescate ante los entes del gobierno que son los responsables de mantenerlas.


   Luego de exponer varias razones solo queda pedir por todas esas instalaciones que todavía existen para que sean recuperadas, ya que sacando la cuenta hoy en día, pasarán muchos años para que gobierno alguno vuelva a ejecutarlas, como quién dice unos las desean y no la tienen, aquí se tienen pero no se cuidan, así es la vida. Es incalculable el valor, pero sobre todo el provecho que se le puede sacar al deporte, en lo social, económico, cultural, deportivo en fin si los politiqueros de hoy en día  pensaran menos en que quién tiene la razón y de verdad hicieran su trabajo para el cual se les paga, de verdad habría hasta menos ocio en la sociedad, ya que soy de los que pienso de como camine el deporte en un país irá de la mano su progreso, es decir otro gallo cantaría.
   
  Sé que muchos desean a ese Cojedes de antaño, pero se trata de cada quién de acuerdo a su trinchera coloque su granito de arena para que este estado se desarrolle de una vez por todas, tenemos la infraestructura, se tiene el material humano, solo hace falta la organización, el respeto porque todos son importantes no importa de donde vengan con tal venga a sumar y no restar  y  por último con la participación de todos los sectores, traería consigo y Dios lo sabe mejores resultados.


Hasta pronto amigos, gracias a Dios y a la vida por darme un lector como tú. Espero su comentario.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡ES MEJOR NO PONERSE BRAVO!

Por   David Figueroa Díaz  - 13/07/2019 A las personas que suelen señalar incorrecciones ortográficas, entre las que me c...