miércoles, 12 de julio de 2017

MÁS ALLÁ DEL DEPORTE


MEJORES ÁRBITROS, MEJOR BÉISBOL
Presencia y uniformidad infunde respeto
 Por Antonio Aular

El nivel de la Liga Nacional Bolivariana de Béisbol (LNBB) es a toda prueba, una vez mas peloteros que militan en las diferentes zonas son llamados de otras ligas en el exportando el talento venezolano  como son los casos recientes de jugadores del roster de Tinaquillo BBC; Anderson Sequera receptor que sus números le dan una oportunidad de jugar en Panamá y de Albert Salas que participaría esta semana en el tray out de la Liga Profesional de Colombia.

Así mismo se pueden citar a otros peloteros que han recibido segundas oportunidades en la gran carpa, el béisbol de España, Nicaragua, Perú, Italia, Ecuador, Holanda, entre otras; razón por la cual debemos estar mas comprometidos en el desarrollo y el fortalecimiento de la liga y observo con preocupación que los medios de comunicación no le dan el debido centrimetraje que se merece y por otro lado el apoyo de entes públicos y privados necesario para la adecuada atención a los atletas élites además de fomentar zonas de paz y entretenimiento, sin menoscabo a la creación de empleos directos e indirectos que para nadie es un secreto arrastra la industria del deporte en especial el béisbol asiendo mas que el pasatiempo nacional.

Y hablando de emplear profesionales se debe tocar a los hombres de negro y azul; en los que recae la responsabilidad de la conducción de los partidos. Los árbitros poseen una gran carga porque de ellos depende el equilibrio, la justicia y el apego a las reglas del béisbol y las condiciones del campeonato.

La objetividad y la subjetividad penden de un hilo muy delgado como lo es la responsabilidad de estos profesionales que deben estar constantemente preparándose; académica, física y mentalmente, tomando en cuenta otros aspectos como la edad que puede influir en la pulcritud del desarrollo y la historia de los partidos depende de ellos y se viene a la mente el juego perfecto que le arrebato el arbitro Jim Joyce al lanzador Armando Galarraga en las grandes ligas.

En todas las actividades de la sociedad esta inmerso un profesional y estos van escalando posiciones y/o escalafones, para la asignación de tareas y funciones; y los árbitros no son la excepción, sobre todo en lo que respecta a la ética y la moral de cada individuo que debe demostrar su apego a las normas que rigen la convivencia, su presencia, la uniformidad y educación antes, durante y después del juego.  

Debido a la crisis económica que vive el país, nos hemos adaptados a cada situación y es el caso que le sucede a nuestra liga, ya que como medio de comunicación; toca describir lo ocurrido en el terreno de juego y aunque se trata de no detractar de las equivocaciones o errores de apreciación evidente, se realiza una critica constructiva con casos puntuales de árbitros que por problemas físicos o de edad no se pueden trasladar para apreciar mas cerca la jugada y dar una sentencia objetiva.

En otras oportunidades por razones técnicas no se colocan en buena posición, no realizan la pausa correspondiente y lanzan una sentencia automática perjudicando el espectáculo y el desarrollo del juego; causando molestias a la parte afectada por su inconsistencia, pudiendo terminar en otras consecuencias como la expulsión de los reclamantes.


Pero si se planifica, organiza y realiza una serie de talleres, campamentos, foros, seminarios; mejoraría el nivel del cuerpo de árbitros que prestan sus servicios a la misma elevando a su vez el prestigio de la Liga Nacional Bolivariana de Béisbol. Y aunque sabemos que esta organización fue creada en función de atender a un grueso de jugadores dejados libre de los campamentos de las organizaciones de la League Major, que en su mayoría abandonan sus estudios académicos por ir tras el sueño americano; pero después de la XIII temporada se ha diversificado sus objetivos ofreciendo una segunda y hasta terceras oportunidades y esto puede aplicarse a técnicos y árbitros. 

Pensamiento: "Después de tantos años estudiando la ética, he llegado a la conclusión de que toda ella se resume en tres virtudes; coraje para vivir, generosidad para convivir y prudencia para sobrevivir".   Fernàndo Savater

No hay comentarios.:

Publicar un comentario