domingo, 29 de mayo de 2016

DIABLOS DANZANTES DE TINAQUILLO INICIARON CONMEMORACIÓN DEL CORPUS CHRISTI


Prensa Alcaldía de Tinaquillo


Tinaquillo, 26 de mayo.- Este jueves, 60 días después del domingo de resurrección de la Semana Santa, comenzó la celebración de la tan esperada festividad religiosa de los Diablos Danzantes de Corpus Christi, donde la Cofradía de Tinaquillo celebro la presencia de Cristo en el Santísimo Sacramento, iniciando con la reminiscencia de la misa en la Iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Tinaquillo, con la diablada en su actitud de sumisión.

Como ya es tradicional a los largo de casi un siglo de esta actividad cultural de los tinaquilleros, los diablos fueron saliendo del templo religioso, de frente al Santísimo y luego a ello, trasladarse e instalarse frente a la Iglesia de Tinaquillo para desarrollar su típico baile y luego hacer la ofrenda ornamental ante el Padre de la Patria Simón Bolívar en su estatua de la plaza.

Seguidamente se trasladaron frente a la sede de la alcaldía de Tinaquillo a ejecutar su baile en honor a la primera magistratura municipal como lo hacen años tras años para regocijo de los trabajaros del ente municipal, donde en un colorido y ameno despliegue fueron aplaudidos por los allí presente. 

Es importante subrayar que los Diablos Danzantes de Tinaquillo, son una agrupación religiosa cultural y tradicional de la ciudad de Tinaquillo, quienes desempeñan una manifestación religiosa que se muestra básicamente en la fiesta de Corpus Christi, el noveno jueves después de semana santa hasta el Día de San Juan Bautista, el 24 de junio de cada año.

Cabe destacar que los Diablitos Danzantes de Tinaquillo el 6 de diciembre del año 2012 fueron reconocidos como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO junto con otras 10 cofradías del país.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

6° ANIVERSARIO DE FANATIK STEREO 90.1 FM

Hace seis años después de 14 horas de trabajo, con la instalación de la torre y las pruebas correspondientes esos hombres que un día de...